domingo, 16 de febrero de 2014

Mas vale tarde, que nunca...

Hace unos días me he dado cuenta que no seré un buen escalador... He intentado por todos los medios ser lo, pero la vida, como en la montaña te pone en su sitio. Que le vamos ha hacer tendré que resignarme y continuar siendo aquel escalador mediocre, que un día quiso no ser lo...jeje
 
 
 Pero tranquilos, no estoy triste, tampoco abatido y ni por nada des mundo dejare de hacer montaña. Si no todo lo contrario, estoy feliz como una perdiz...jajajja. Ahora me puedo dedicar exclusivamente a lo que mas me gusta, escalar sin pensar grados, ni metros escalados...
Hace tiempo coincidí con escalador al que respeto mucho, el cuando yo empecé a escalar ya hacia 7a, el estaba pensando es "alejarse" un poco de las nuevas tendencias de la escalada y justo eso es lo que voy ha hacer yo en este momento...:). Adios grados, tambien "tener" que escalar 5 vias en Riglos en el dia y tener que equipar 100 vias al año...jijijijiji

En el 2007, cuando empecé esta aventura de escribir un blog, lo hice con la sana intención de intentar aprender a escribir ( jajjajaja....otra cosa que no he conseguido...jajajjaa). En el, relataba todo lo que me pasaba, hacia y pensaba, soy tal y como es el Pinxo, pero un poco mas feo... En esto también vuelvo a mis andadas, continuare con este blog, seguramente sin tantas entradas como hacia antes y intentare haces mas, que ultimamente.
Por eso deciros que disfrutéis, hacer lo que os salga del p... y ser felices. Que yo si alguien me para este mundo, me bajo...

2 comentarios:

"PACA" dijo...

totalmente en desacuerdo contigo:cuando uno se da cuenta que la escalada es algo más que cifras y letras,te conviertes no sólo en un buen escalador,si no en un grandíssimo sabio.Enhorabuena!

chavi raventos dijo...

Me ha gustado la resignación a ser un escalador mediocre y no ser capaz de llegar a ser "bueno".
Más que una queja me suena a una liberación, a quitarte un peso de encima y a preocuparte más en disfrutar y de paso eliminar el riesgo de volverte un vanidoso.
Paradójicamente ese paso te convierte en mejor escalador.

Saludos, Chavi